Uno de los retos más grandes a vencer como consultor de negocios y hacer entender a los emprendedores que una página Web va más allá de tener presencia en Internet. Es decir, esta idea podía tener sentido hace una década; sin embargo, las reglas del juego evolucionaron y hoy los empresarios se enfrentan a consumidores más informados, que disponen de datos prácticamente en tiempo real y que exigen cada vez más opciones de compra asesorada en línea.

Así, darle la misma atención al sitio Web de tu negocio es vital si quieres permanecer vigente en el top of mind de tu público meta. Pero…

¿Qué necesitas para lograrlo?

Lo primero que debe entender el emprendedor es entender que un sitio Web es una extensión del negocio físico. Todo cibernauta que llegue a él esperará obtener no sólo el perfil del producto o servicio, también deseará encontrar información útil, opiniones, atención personalizada, opción de compra, pago en línea y entrega inmediata a domicilio.

En Clav90 detectamos la importancia de contar con una estrategia de comercialización vía Internet. El objetivo es claro: hacer de cada lead una venta segura. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para poder lograr este objetivo:

Diseño web

En Internet la competencia por captar la atención de los cibernautas es despiadada y entre más útil y entretenido sea tu contenido, tendrás más oportunidades de vencer. Por eso, si quieres resultados contundentes, deberás considerar invertir en un sitio Web profesional y dejar de pensar que es un gasto.

Uso de landing pages

Se trata de habilitar un sitio Web con “páginas” Web alternas a las que el cibernauta, por cada interacción que busque en ellas, deberá proporcionar algunos datos e incluso acceder a recibir información vía correo electrónico. Diseñadas y desarrolladas correctamente resultan una vía fantástica para el Call To Action la generación de una comunidad alrededor de la marca y la creación de perfiles de prospectos y clientes.

Google Ads

Ser de los primeros resultados en los buscadores más populares es un trabajo que requiere de la asesoría de un especialista (SEO). Sin embargo, como dueño de negocio tienes la posibilidad de aportar ideas, sobre todo si se trata de localizar conceptos con los que el mercado meta suele relacionar tu marca, producto o servicio.

Captación de futuros clientes:

Cuidado, no todo el que solicita información tiene la intención de comprar. Por tanto, el discurso y la estrategia de ventas no es igual para todo aquel que dé click a tu sitio Web. De acuerdo con nuestra experiencia, para quien visita un sitio Web por primera vez, lo recomendable es pedirle sus datos y así tenerle presente en las bases, mientras que al prospecto hay que dirigir ofertas intermedias enfocadas a sus necesidades y retos específicos y no pedirle sus datos (esto puede resultarle molesto). Al cliente, por el contrario, se le trata de manera personalizada, con sugerencias de compra y ofertas únicas.